¡Conectémonos!

El barco fantasma que navega a la deriva; como el peronismo

Nacionales

El barco fantasma que navega a la deriva; como el peronismo

Se trata de una embarcación en construcción que lleva en ese estado cerca de 20 años. En los últimos días navegó por el río Paraná 60 kilómetros sin tripulación como si fuera una película de terror. Pero de terror fue la desidia de los gobiernos peronistas que dejaron abandonado un capital importante al que no le dieron bola.

El  UROS-Z tiene 107 metros de eslora, 14,5 metros de manga y 6,70 metros de puntal y solo su motor y la caja valen más de 2 millones de dólares.

La nave es el casco de un buque en construcción que pertenece el Estado y que está abandonado hace dos décadas y del que nadie se ha hecho cargo ni el Estado, ni sus fabricantes, Astilleros Corrientes SA.

Según cuenta Miguel Gutnisky, titular del astillero, el gobierno podría terminar de fabricarlo o venderlo pero nada de eso sucedió ni sucede y la enorme máquina sin control sigue a la deriva. Hace unos días lo amarraron en Empredrado pero cortó amarras y volvió al curso del río, solo sin rumbo fijo y con futuro incierto; como Cristina o el mismo peronismo.

De hecho, el buque data de la época de Ménem —que no hizo nada—, luego pasó por la de De la Rúa, que hizo menos y transitó por los tres gobiernos kirchneristas como lo que es: un barco fantasma y la plata de los contribuyentes. Algo que a los políticos parece no interesarles.

 

Pablo Ceccarelli

Periodista. Secretario de Organización Nacional de SIPEDI, Sindicato de Periodistas Digitales de la República Argentina.

Click para comentar

Respondé el comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Nacionales

Arriba